Dr. Álvarez París: “Los productos iVision mejoran la satisfacción de los pacientes”

04-02-2020



1.- ¿Utiliza de rutina o de forma protocolizada tratamientos sobre la superficie ocular en los pacientes que se intervienen de cirugía de catarata? ¿Y por qué?
Sí. Hoy en día estamos realizando cirugía de catarata con lentes premium y sofisticada tecnología con la que podemos conseguir no tan sólo la corrección de esta patología si no también la corrección de los defectos refractivos del paciente, pero de nada servirá una cirugía premium si el paciente presenta un empeoramiento o la aparición de síntomas secundarios a disfunción de superficie ocular como picores, escozores, dolor, sensación de cuerpo extraño o incluso fluctuación en su agudeza visual. De hecho, en estos casos, los pacientes percibirán el acto quirúrgico como un fracaso por mucho que vean el 20/20 sin graduación. Y considerando que son cirugías practicadas en gente mayor, que en muchos casos ya padecen alteraciones de superficie ocular como sequedad ocular o blefaritis, en el grupo Admiravisión creemos que es obligado la profilaxis y el tratamiento tanto en el pre como en el postoperatorio, con lágrimas artificiales, toallitas para higiene palpebral y suplementos nutricionales, y por ello los incorporamos en nuestros protocolos.
 
2.- ¿Qué importancia tiene una buena higiene palpebral en el pre y post operatorio y que para ello aportan Ivision toallitas?
En mi opinión, tiene importancia en 2 aspectos. En primer lugar, y como comentábamos previamente, los pacientes tributarios a cirugía de catarata van a ser pacientes mayores en los que hay una elevada prevalencia de blefaritis (en un estudio en España de Viso E et al1 se halló DGM en 21,9% de pacientes mayores de 40 años), por lo que su manejo pre y postoperatorio es esencial para evitar su descompensación tras la cirugía, lo que conllevaría a una percepción de fracaso de ésta por parte del paciente por mucho que llegara luego a alcanzar una visión de 20/20 sin corrección. En segundo lugar, los componentes de este tipo de toallitas, como Aloe Vera, reduce la carga bacteriana, el ácido hialurónico confiere mayor hidratación y confort, y la camomila y la eufrasia mejoran el estado de irritación ocular.
 
3.- ¿Cómo mejora o complementa la recuperación tras una cirugía el tratamiento con nutricionales con suplementación de lactoferrina?
Los suplementos nutricionales son hoy en día una herramienta más para el control de la superficie ocular, siendo un complemento ideal a las lágrimas artificiales. Permiten mejorar los signos y síntomas de ojo seco al disminuir los procesos oxidativos e inflamatorios asociados a la enfermedad del ojo seco. La lactoferrina es una proteína muy presente en las secreciones del cuerpo humano, como por ejemplo la saliva y la lágrima. Tiene actividad antimicrobiana y antioxidante, y en muchos pacientes con ojo seco sus cantidades se hallan disminuidas, por lo que su suplementación puede ayudar a mejorar el status de la superficie ocular. Des de que usamos este tipo de complementos tenemos la sensación de que los pacientes reportan menos síntomas de superficie ocular y necesitan de un uso menor de lágrimas artificiales.
 
4.- ¿Hay diferencia en el confort y comodidad de un paciente al utilizar lágrima combinada, como iVision Dry que combina hialurónico e hipromelosa?
Sin duda esta combinación es muy interesante y productiva para el paciente, ya que el tiempo de permanencia y la capacidad de hidratación es muy elevada. De hecho, muchos pacientes refieren que con 3 aplicaciones al día consiguen tener confort durante el día entero, y comparando con algún otro tipo de lágrima artificial precisan de menos dosis para mantener el efecto. Esto es importante porque muchos pacientes perciben que la necesidad de usar muy frecuentemente una lágrima artificial implica peor estado de salud, mientras que, si con pocas aplicaciones al día consiguen obtener un buen confort, aparte de suponer una mejoría en la comodidad, también tienen sensación de mayor éxito terapéutico. Además, tiene las características que pedimos habitualmente a una lágrima artificial y más en el periodo postoperatorio: sin conservantes, sin fosfatos e hipo-osmolar.
 
1 Viso E, Rodríguez-Ares MT, Abelenda D, et al. Prevalence of asymptomatic and symptomatic meibomian gland dysfunction in the general population of Spain. Invest Ophthalmol Vis Sci 2012;53:2601-6.
Volver a las noticias